viernes, 16 de mayo de 2014

CRÍTICA MARVEL AGENTS OF SHIELD, DE CORRECTA A WOW! (SIN SPOILERS)

Marvel Agents of Shield pasó de ser el estreno más esperado, a una serie ignorada en muy poco tiempo. Y es que el episodio piloto dejó frío a muchos, y veíamos poco del toque de Joss Whedon y de Mavel en él. Personajes que simplemente cumplían con los estereotipos del género de acción, carentes de interés, y sin la presencia de ningún héroe conocido.

Pero si algo tiene Whedon es que todo tiene un porque, y hay que confiar en que tarde o temprano dará la vuelta a la tortilla, y descubres que siempre guarda un plan maestro en sus historias. Pero con Agents of Shield, tardaron demasiado en poner las cartas sobre la mesa por una sencilla razón, el hecho de tener que esperar al estreno de Captain America 2, para desarrollar el gran giro argumental, que ofrece la mejor tanda de episodios de la temporada, y donde los personajes se definen por completo.


Actualmente no hay paciencia a la hora de ver televisión, y eso se ha visto en los datos de audiencia de la serie (ha perdido 8 millones desde el estreno, pero al competir con The Voice y NCIS, tiene una más que un respetable seguimiento), y las redes sociales no ayudaban con los comentarios negativos tras cada episodio, siendo muchos los que optaban por abandonar al equipo de Phil antes de las navidades, y sinceramente, aunque nosotros estuvimos a punto de hacerlo, no  cometimos ese error.

La sorpresa comenzó tras el parón navideño, con el cameo de Sif (Jaimie Alexander personaje de las dos películas de Thor), más historias de personajes con poderes, la historia del personaje de Skye, las revelaciones de Coulson, y un estilo cada vez más Marvel. Pero el punto álgido vino en el episodio 16. 

Ya en el cine, cuando salíamos de ver la secuela del Capitán América, nos preguntamos por las consecuencias en la serie, y la respuesta no tardó en responderse, y es que Marvel vuelve a demostrar que tiene todo muy calculado, y que desde un principio, los responsables de la serie sabían ese final, y cuando tenían que llegar a él.

Joss y Jed Whedon , si algo saben hacer son personajes (en especial femeninos), y cuando se dejaron de rodeos, y abrieron las tramas personales de cada agente, se entendían el porque de cada elección, y que el casting esta muy bien escogido. Fitz y Simmons ganaron mucho cuando dejaban de lado sus términos científicos (y de parecer clichés andantes del género de espías), y se veían en situaciones de riesgo, en especial Simmons, a la que da vida  Elizabeth Henstridge, una actriz que se come a sus compañeros, y que sorprende cuando le dan momentos de gran carga dramática (su escena con Fitz en la season finale es impresionante), y no es que Ian De Caestecker (Fitz) no esté a la altura, pero Elizabeth nos ha conquistado.

Skye (Chloe Bennet) ha sido la gran protagonista, y su personaje me recuerda levemente al de Summer Glau en Firefly, pero siendo mejor actriz que Glau, y mejorando ágilmente episodio tras episodio. Del resto destacar el gran desarrollo del personaje de May (Ming-Na Wen), aunque sea en los últimos episodios, y el carisma de Clark Gregg (Coulson), que lleva como nadie el personaje principal.

Los guiones son otro punto fuerte en la segunda mitad, llegando a reírnos a carcajadas con la season finale (el humor Whedon es inconfundible, siendo uno de los puntos fuertes de The Avengers) con diálogos irónicos, humor marca de la casa incluso en momentos de tensión (May y Skye han brillado en el último episodio, por no mencionar el tandem de Coulson con Nick Furia). Han creando personalidades muy dispares, y añadido guiños y referencias de la cultura televisiva y comiquera como a Doctor Who, lo que ha terminado produciendo una gran empatía con el equipo (que parecía imposible al inicio), y que la serie tenga identidad, dejando de ser un subproducto a la sombra de las grandes producciones cinematoráficas marvelianas.


No vemos el momento de que llegue la próxima temporada, por las ganas con las que nos dejan tras la season finale, y sobretodo, pedimos más apariciones de Maria Hill (Cobie Smulders, la gran Robin de How I Met Your Mother), y Nick Furia (Samuel L Jackson), que en las películas poco han brillado (Smulders sobretodo), pero que en la serie han sido ejemplares.

Aprovechar el verano para darle esa oportunidad perdida a Agents of Shield, porque a partir de septiembre, todos estaremos hablando de élla.




NOTA: 7'5/10 
(y si fueran los 10 últimos episodios, la nota sería un 9)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Traductor